sábado, 30 de mayo de 2015

Las máquinas de bebidas


















Una entrada de esas tontas, o quizás no, eso ya lo juzgáis vosotros.

Japón es un país donde no es que haya bastantes máquinas expendedoras de bebidas. Eso sería un suave eufemismo. Podemos decir que está literalmente plagado.

Encontraremos máquinas en las estaciones de tren (y no pocas), en las cercanías de áreas de fumadores, cerca de colegios, y en general en cualquier lugar donde se suponga un mínimo trasiego de personas. No ya en el centro, sino prácticamente en cualquier sitio.

Esto puede sorprender un poco porque no es lo usual en otros países, pero si pensamos un poco vemos que en Japón no hay lo que nosotros conocemos como "bares" (los hay, pero no muchos). Hay cafeterías aquí y allí, restaurantes familiares, y el equivalente de los bares que serían los izakaya, solo que muchas estas tienen un horario que empieza bastante tarde, ya que son lugares donde tomar una copa tras salir de trabajar.

Por otro lado recordemos que hay mucha gente, y que el terreno es muy caro. Las máquinas expendedoras te permiten atender al público las 24 horas del día en un espacio mínimo simplemente con tener personal que reponga el contenido. Además en verano tenemos una época muy calurosa donde es importante mantenerse hidratado.

En algunas calles de Tokyo es posible ver 4, 8 o incluso una docena de esas maquinas una al lado de la otra, ofreciendo diferentes bebidas de todo tipo. Desde agua, refrescos de muchas marcas, té de diferentes tipos y formatos, café en lata (frío y caliente), zumos y cosas que nos pueden parecer mas extrañas como bebidas, gelatinas, bebidas isotónicas o incluso leche. Lo que no vais a encontrar fácilmente son maquinas de este tipo con bebidas alcohólicas (alguna hay, pero escasas). Hay máquinas mas raras desde luego, como algunas que venden fruta y bueno, en nombre de la moralidad y las buenas costumbres no os contaré lo que se llegan a vender en algunas máquinas expendedoras, no es el caso aquí.

La oferta es tan amplia que es común ver dos o mas máquinas juntas para abarcarla.

Aparte de estás máquinas también podemos encontrar máquinas de tabaco o incluso helados, pero ya son menos comunes.


Es de destacar que los precios son bastante similares en todos los sitios. Algunas máquinas tienen precios ligeramente inferiores o superiores, pero no existen en general esas enormes variaciones que vemos en occidente en algunos lugares (como aeropuertos) donde los precios son escandalosos

Recientemente en algunas estaciones de tren y metro céntricas incluso encontramos máquinas de este tipo muy sofisticadas con enormes paneles de cristal líquido que muestran el contenido, paneles táctiles e incluso cámaras y sensores que según me dicen intentan ajustar la oferta de las bebidas de acuerdo con el cliente que tienen delante. Si lo hacen con mayor o menor éxito ya es otra cosa.

No voy a entrar en algo tan simplón como intentar explicaros "como funcionan". Supongo que todo el mundo sabe meter monedas, darle al botón y recoger la bebida y el cambio. No hace falta un master para eso. Solo advertiros que algunas máquinas llegan incluso a aceptar billetes de 1000 yenes.

Las máquinas que están en las estaciones suelen tener como medio de pago alternativo aparte del efectivo, una tarjeta monedero como las SUICA y PASMO que mencioné en una entrada anterior.

No obstante, si que habría que dar algunos avisos a viajeros.

Uno de ellos, es que es posible que en la misma máquina haya bebidas frías y calientes. En el caso de refrescos no es un problema, están fríos. Pero en el caso de té, café o cacao es posible que la máquina los tenga fríos o calientes

Esto lo indica en la máquina, pero lamentablemente en japonés

Es posible que "caliente" aparezca como  あったか~いy las frías como  つめた. Igualmente el color puede darnos una pista (rojo caliente, azul fría)

Bebidas como el té y café son sin azúcar o cualquier edulcorante

Ahora llegamos a una parte interesante, y es algo que causa estupor a veces entre los viajeros que no van avisados. Sacar vuestra bebida y si es posible, consumirla en el mismo lugar.

Una razón es que está en general mal visto ir andando y comiendo o bebiendo, y la otra es que es mas fácil encontrar a un español en medio de Tokyo por casualidad (que alguno hay) antes que algo tan sencillo, como una papelera.

En las ciudades es raro encontrar papeleras, a menos que sea junto a una de estas máquinas o de un establecimiento que venda bebidas o comida (por ejemplo un combini). Si sacáis la bebida y os la lleváis alegremente, lo mismo os toca guardaros la botella hasta poder encontrar otra máquina, y su papelera correspondiente.

Y las papeleras también tienen su misterio. Alguno pensará que no puede haber nada mas sencillo y simple que una humilde papelera, hasta que llega a Japón.

El tema de la basura en Tokyo merece una entrada por si misma, ya que si tenéis la fortuna de pasar un tiempo en alguna casa particular, y os toca "sacar la basura" necesitaréis el equivalente a un curso rápido de reciclaje, ya que se separa hasta extremos que aquí podríamos considerar exagerados (que no lo son, tienen su motivo).

Sin llegar a estos extremos, las "papeleras" que hay junto a las máquinas expendedoras típicamente tienen dos opciones, o alguna mas como mucho.

Estas son "Plástico" y "metal". Normalmente la del plástico suele venir marcada como PET (por el polietileno de las botellas) o alternativamente como ペットy las metálicas como KAN o カン. Otras variantes son posibles, así como que aparezcan papeleras adicionales para basura "combustible" y "no combustible"

Si os equivocáis no es el fin del mundo, pero poner un poco de vuestra parte.

No comento nada sobre las famosas máquinas de "juguetes" conocidos como gashapones que son extremadamente populares en algunos barrios, quizás en otra ocasión, pero hay mas "maquinistas" de las que pensáis.

Experimentar si queréis un poco con esas máquinas, algunas bebidas son sorprendentemente buenas y desconocidas en otros países. Eso si, tener cuidado con las "bebidas energéticas" que a veces vienen en pequeñas botellas. Os aviso que tienen sabores bastante fuertes.

Un amigo mío se aficionó a una de estas bebidas llamada "Dekavita", y según me dice "sabe a mierda, pero no puedo dejar de beberla"


Mejor probar con la Fanta de Melón

No hay comentarios:

Publicar un comentario